De cero.

Ha sido un antes y un después en mi vida. Desde entonces, ha nacido otra persona en mí, no sé si mejor o peor, pero sí diferente. Son muchos los que no han entendido ese cambio, no les culpo, quizás su ignorancia, o su falta de sensibilidad y empatía, no les haya dejado ver más allá.  Es un camino que me ha tocado pelear sola, contra mí misma. Una batalla interna continua con muchos altos y bajos.

He sentido que todo es tan frágil y fugaz, que me siento obligada a aprovechar el tiempo que me ha sido brindado. Por ello, he aprendido a valorar lo realmente importante, también, a sonreír a pesar del dolor. Nunca creí llegar a entender este punto, porque son muchas veces las que escuchamos decir “no malgastes el tiempo, aprovéchalo…se acaba”, y ésto, resuena en nuestra mente en vano, no dejándonos pensar realmente el contenido, por temor a indagar y sentir algo que nos hace daño.

No esperes a que pase algo para darte cuenta del sentido de tu vida. No busques excusas. Los límites del tiempo marcan la fugacidad de la vida.

37791978_2145252015717543_2701599871600689152_n

Imagen: Carla Valdés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s