El día de ayer

Noches a medias

Solemos pensar que tenemos tiempo de sobra, que el tiempo es casi inmortal, que no conoce fin, o, si lo conoce, se encuentra demasiado lejos. Y nos escondemos, nos escondemos detrás de esta falsa ilusión para aplazarlo todo, los peligros, los compromisos, la vida. Hacemos una prórroga, hasta llegar a “algún día”, pensando que quizá así uno pueda disfrutar más del amor, o sufrir menos por los miedos.

Nos equivocamos constantemente, dejamos todo para mañana, pensando que siempre van a permitirnos hacerlo. Pero no pensamos que el presente es ahora, que debemos aprovecharlo, porque el tiempo vuela, y lo hace demasiado rápido.

Haz lo que tengas que hacer hoy, vive el presente y no pienses en el mañana. El futuro aún está por escribir.

Recuerda que retrasar la vida es desaprovecharla, porque el tiempo no cede, y por más que uno juegue, jamás va a poder ganar unos…

Ver la entrada original 69 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s