Mis pies.

53b494a44a4e77794d1edf31a0d663aa.jpgA veces pienso que quizás tendría que haber hecho las cosas de otra manera. Pensar menos y actuar más. Porque son esos pensamientos los que atormentan y agotan mi mente. Y cuando el cansancio es tan grande, aparecen pequeños signos como forma de aviso, aviso de que algo en ti no funciona como debería, de forma normal. Y es ahí, cuando te das cuenta que necesitas algo ajeno a tus propios esfuerzos para salir del pozo en el que te encuentras.
Y en los malos momentos al final lo que importa son las personas que estuvieron a tu lado, día a día mostrándote su apoyo. Y que aunque no entiendan lo que atormenta tu cabeza y no sepan como ayudarte, simplemente estén ahí, sin más. Eso es lo realmente difícil. Y quienes tenemos la suerte de tener esas personas no sabemos lo afortunados que somos.

Y sé que cuando la tormenta termine, miraré atrás y daré las gracias a los que fueron mi sustento y a los que nunca dejaron que me hundiera, porque gracias a ellos, con sus pequeños pero grandes detalles, hicieron que retomara el camino correcto y todo volviera a la normalidad, de esa que nunca hubiera debido salir.

d392e5162fc0bef6d1aebcaf11478ab3


Las imágenes de este blog pertenecen a:

Pinterest www.pinterest.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s