La soledad.

99165a1b5b147cd8007706ab6df7ee5dPienso que el mayor miedo que tiene el ser humano es el miedo a la soledad, a sentirse solo. A veces
la soledad irrumpe en nuestra vida de repente, cuando menos te lo esperas, y te invade de desconcierto y confusión. En algún momento todos tenemos que enfrentarnos a ella y nadie nos da las armas para combatirla, tenemos que aprender solos, a base de nuestras propias equivocaciones. Posee un doble sentido, nos empuja hacia al abismo más profundo pero a su vez, nos hace renacer de la manera más positiva, ayudándonos a conocernos mejor, y a darle sentido a cosas que antes no lo tenían.

Es como una coraza que nos aísla del mundo que nos rodea, una estancia en la que uno puede llegar a sentirse cómodo, pero cuidado, cuánto más pasa el tiempo, ésta más se oxida, clavándose en nuestra piel como una dermis falsa, una máscara tras la que actuar. Y actúas y finges, dejas de prestarle atención a lo que ocurre a tus pies porque no puedes ver más allá de un yelmo, y puede que seas consciente de que la vida se te escapa entre los dedos, pero quizá sea demasiado tarde, porque te dedicas a complacer a los que, estando a tu alrededor, no te conocen, ni siquiera tú te conoces.

Es entonces cuando comprendes que depender de alguien es un error, que a veces nos refugiamos en una persona para mitigar nuestro vacío, y llegamos al punto de perder completamente el sentido, alejándonos de nosotros mismos, y perdiendo la esencia de la libertad. Y que si encuentras una persona, asegúrate de que te complemente, de que te haga feliz, pero no dejes que sobrepasen tu espacio personal, mantenlo apartado a un lado. Sé fiel a tus principios y a tus valores.

bed87ff15d4b7886feee19c31d0a72c4Ten presente que los hombres se alimentan de los miedos, de esa emoción inherente que aflora en lo más profundo de nuestros corazones, como una flor llena de espinas, subiendo por nuestras arterias hasta llegar bien a la garganta, donde se enzarza, o bien a la razón, donde nos hiere. El miedo no tiene cura, porque es un sentimiento lógico, una reacción individual creada para protegerse de un mundo colectivo, para no olvidar jamás hacia dónde apunta el norte y tener siempre una vía de escape hacia nuestra propia realidad. Esa realidad de la que sólo nosotros tenemos llave. Pero no siempre es bueno quedarse demasiado tiempo dentro de ese vacío. Porque la vida, está hecha para compartirla.

Al fin y al cabo,  todos los malos momentos traen consigo un aprendizaje. Te enseñan que nunca debes rendirte, que nunca debes detener tus pasos aunque a veces no te lleven a ningún lado, y sobre todo, a darte cuenta de que tu felicidad no depende de nadie más que de ti mismo. 

5e4f7340788516a3e72ec006fb7f7e75

Las imágenes de este blog pertenecen a:

-Pinterest www.pinterest.com


Con la colaboración de:

Noches a medias https://nochesamedias.wordpress.com/
Anuncios

Un pensamiento en “La soledad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s