Querido amigo,

no busques quien te recomponga, y sé tú mismo quien una esos pedazos. Constrúyete sobre cimientos fuertes y firmes. Al fin y al cabo, lo más importante es conocerse y buscar nuestras fortalezas ocultas, limarlas y darles brillo.
No temas al miedo porque él es quien nos hace sentirnos vivos, quien constantemente nos guía. En la huida no está la solución, porque aunque huyas, te perseguirá y, créeme, terminará por atraparte.
Vuela, vuela alto y toca la libertad con tus dedos, entonces podrás empezar a entender el sentido de tu vida, podrás comenzar a ver los colores y a ver las ruinas alzarse.
No te niego que a veces el camino se desvíe y los vértices del tiempo se difuminen…puedes detener por un momento el mundo y arrojarlo todo por la ventana. Pero dime, ¿te sentirías mejor?, ¿cambiaría algo?

E6F19C22-1A4D-45BD-AD3B-A0E01C552B16.jpeg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carla Valdés.

Imagen: Pinterest

En colaboración con https://nochesamedias.wordpress.com/

 

Anuncios

El precio de la libertad.

Me gusta mostrarme entera y libre. Y cuando veo que algo puede merecer la pena, me doy sin medida. No sé hacerlo a medias, no me interesa aprender a hacerlo de otra manera que no sea dándolo todo. Y me equivocaré, y me harán daño, pero ésa es mi esencia. Y algún día, alguien logrará descubrirme y me querrá tal y como soy, y me valorará, y todo empezará a recobrar sentido. Mientras tanto, tropezaré una y mil veces. Intentaré entender que es parte de la vida encontrar a personas que se acabarán yendo, personas egoístas, con miedos y cobardes. Personas que no saben apreciar la diferencia, la inteligencia y los valores. Es una realidad que, por lo general, aunque nos gusten las personas libres, huimos cuando conocemos a una, porque nos aterra querer a una persona libre, sincera e intensa, que sabe lo que quiere y no le teme a nada. No me interesan las personas que no son así, que no saben lo que quieren, que marean, que no hacen las cosas por miedo, aunque he de admitir que, a veces, llega el amor y me ciega, distorsionando la realidad y cambiándola a su gusto. Pero el tiempo acaba poniendo las cosas en su lugar, y te coloca de frente la respuesta, y te hace ver que el amor, en algún momento, puede hacerte ver las cosas de otra manera, pero tarde o temprano, todo sale a flote, y te das cuenta que has perdido tu tiempo. Te quema por dentro, pero aprendes una lección más. Aprendes que cuando hay interés se nota, y cuando no lo hay también. Y eso te impulsa a valorarte y quererte más.

Forma parte de nuestra vida equivocarnos. El amor es lo único que puede hacer que se nuble nuestra mente y nos haga actuar de manera totalmente a la que creíamos que lo haríamos. Pero al final, a pesar del daño, de todo se aprende. Como dice una frase que me gusta recordar siempre; “Apartarlo antes de que comience a hacer herida, aunque nos cueste. Soltar y dejar ir, me repito una y otra vez.”

44840621_2092841037693144_1626859108874367255_n(1).jpg

Texto: Carla Valdés.

Imagen: https://www.dommcobb.com/

La verdad.

Decía que tenía la sonrisa más bonita del mundo,
que no entendía por qué otros no la habían valorado,
o ni siquiera se habían fijado en ella.
Tampoco entendía
que nadie supiera ver la magia que tenía dentro,
la sensibilidad y la paciencia
tan especiales que me caracterizaban.
Me miraba
como quien mira un nuevo amanecer,
con los ojos llenos de vida
y de sueños por cumplir.
Fuimos un par de cobardes.
La situación en la que estábamos inmersos,
nos hizo demasiado daño.
Lo teníamos todo
y nos quedamos sin nada.
Y hoy le he vuelto a ver,cerca,
pero más lejos que nunca.
Y algo me crujió por dentro,
cuando vi que alguien le acompañaba
y que su mano buscaba otra mano,
que ya no era la mía.
Pero nuestros ojos se quedaron clavados.
Ellos nunca fueron capaces de mentir.

 

De cero.

Ha sido un antes y un después en mi vida. Desde entonces, ha nacido otra persona en mí, no sé si mejor o peor, pero sí diferente. Son muchos los que no han entendido ese cambio, no les culpo, quizás su ignorancia, o su falta de sensibilidad y empatía, no les haya dejado ver más allá.  Es un camino que me ha tocado pelear sola, contra mí misma. Una batalla interna continua con muchos altos y bajos.

He sentido que todo es tan frágil y fugaz, que me siento obligada a aprovechar el tiempo que me ha sido brindado. Por ello, he aprendido a valorar lo realmente importante, también, a sonreír a pesar del dolor. Nunca creí llegar a entender este punto, porque son muchas veces las que escuchamos decir “no malgastes el tiempo, aprovéchalo…se acaba”, y ésto, resuena en nuestra mente en vano, no dejándonos pensar realmente el contenido, por temor a indagar y sentir algo que nos hace daño.

No esperes a que pase algo para darte cuenta del sentido de tu vida. No busques excusas. Los límites del tiempo marcan la fugacidad de la vida.

37791978_2145252015717543_2701599871600689152_n

Imagen: Carla Valdés.

Querido amigo,

Quién querría vivir sin sentir, ¿te atreverías?.

Todos, en algún momento, creemos que sentir implica, en muchas ocasiones, sufrir. Existen personas más sensibles al dolor del mundo, y hay quienes interiorizan más cada detalle, que lo analizan todo una y otra vez buscando el sentido o la lógica, cuando, a veces, ni siquiera existe.

Pero dime, cómo seríamos vacíos de vida, de sentimientos, de vivencias. Cómo podría vivir alguien ajeno a todo, ajeno al dolor, al miedo, pero también, a la alegría y a la felicidad.

Nuestro objetivo en la vida, más allá de logros o expectativas, es ser fiel a uno mismo, agradeciendo la libertad que nos posee, reconociendo que de las pequeñas cosas nacen grandes descubrimientos.

Quizás merece la pena soñar, sin pensar en el mañana. Vivir en el presente, el aquí y ahora. Sentir la brisa acariciando tu rostro, el sonido de los árboles cuando ésta los mueve, escuchar el silencio y aprender a disfrutarlo.

8cbaabb1b4a7fe5296bfdf05041c836b

Imagen: Pinterest

En colaboración con https://nochesamedias.wordpress.com/

Caos.

e3c721461cb9b1bea4743b967f7fdecdA veces la vida nos pone a prueba y nos obliga a elegir qué camino tomar. Es difícil apartar las dudas y olvidar los “qué pasaría si…”.
Y más difícil aún es soportar la inseguridad que nos produce el mal manejo de nuestros propios pensamientos.

Amar no es fácil, ni a los demás, ni a uno mismo. Es, quizá, la lección más difícil de la vida, la que no se enseña, ni en el colegio, ni en casa, sino en la calle, equivocándose, sufriendo, experimentando, cerrando puertas que creíamos abiertas, saltando a través de ventanas que conducen a precipicios inciertos.
25593186_2022945397948206_952727478_oInconscientemente, nos atormenta la idea de que los cambios interrumpan tanto nuestra vida que la descoloquen igual que un rompe cabezas que no somos capaces de volver a unir nunca.

Piezas que aún duelen, pero ya no encajan en nuestro puzle, un puzle que hemos montado poco a poco, deteniéndonos en cada instante, a nuestro ritmo, en nuestro tiempo.

Si volveremos a vernos, si volveremos a amarnos, si nunca hemos dejado de hacerlo, quién sabe, o quién quiere saberlo.
Siempre supone una decepción abandonar sueños y dejarlos a medias.

A veces puede más la razón que el corazón y, ésta, lo invade arrasando el lugar donde fue construido y dejándolo en ruinas.

21850336_2022947361281343_544555618_n

LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG PERTENECEN A:
-PINTEREST HTTP://WWW.PINTEREST.COM

Con la colaboración de:

NOCHES A MEDIAS HTTPS://NOCHESAMEDIAS.WORDPRESS.COM/

Eres lo que sientes.

fb90d9e466150bfdbe7f0213ebaed4b8Qué raro es el tiempo, nos devuelve a la tierra de un golpe mostrándonos lo difícil que se vuelve la vida. Es un antes y un después que nos parte en dos y nos hace darnos cuenta de que nada es como antes, que todo requiere una dificultad extra para poder superar los obstáculos.  

No hay caminos recorridos sin heridas en los pies, ni montañas escaladas sin sensaciones de ahogo, porque siempre, siempre, vas a encontrar un obstáculo que te hiera, haciéndote creer que no eres capaz de conseguir aquello que te propones.

98885090d6bb117c86d9eb1a5f5bdd1fEl ser humano juzga sin conocer la causa, y eso implica ocasionar daños innecesarios. Observémonos primero a nosotros mismos antes de mirar a nuestro alrededor. La vida ya es demasiado difícil como para que nosotros la hagamos aún más.

No le quites el aire a las personas que están a tu alrededor, no urges en sus llagas, no intentes comprender el porqué, ni el cómo, de su vida, tú no calzas sus zapatos, no sabes qué difícil puede ser su viaje.

Aprendí que nadie hará por mí lo que yo no haga por otros y que todos tenemos que ser lo suficientemente fuertes para poder contra eso. Aprendí también a quererme un poco más, porque querer estar a gusto de todo el mundo implica perderse a uno mismo.

2de5194ba9654f3f2f9c24da70f03ba1

LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG PERTENECEN A:
-PINTEREST HTTP://WWW.PINTEREST.COM

Con la colaboración de:

NOCHES A MEDIAS HTTPS://NOCHESAMEDIAS.WORDPRESS.COM/

Silencio.

5d9b659025f102c4b2496e7d79313432No se puede vivir con cadenas, el ser humano necesita ser libre porque es su naturaleza. No puedes obligar a nadie a permanecer a tu lado cuando esa persona no quiere. La vida se encarga de quitar lo que no necesitas, aunque en ese momento no te des cuenta. No se debe nunca exigir cariño, al igual que exigir respuestas cuando no quieren dártelas. Porque a veces lo que menos te esperas ocurre. Eso sucede cuando crees que dar y recibir es algo que va siempre de la mano, pero no, no debes esperar nada de nadie, ya que si lo haces lo único que obtendrás serán más y más decepciones Al final lo que importa realmente es tener nuestra conciencia sana, el haber hecho las cosas bien y no preocuparnos por lo que los demás piensen de nosotros. Porque con ella es con quien vas a convivir día a día y lo que otros opinen de ti no es tu problema, sino el de ellos.

Por lo tanto, ya no busco respuesta a mis preguntas. Tan solo busco decir lo que siento,  para que no me siga destruyendo, porque cuando callamos nos ahogamos por dentro. Nos mata lo que no decimos.

26d2074407ccd3fd5811b69a72f92732


Las imágenes de este blog pertenecen a:

Pinterest www.pinterest.com

El día de ayer

Noches a medias

Solemos pensar que tenemos tiempo de sobra, que el tiempo es casi inmortal, que no conoce fin, o, si lo conoce, se encuentra demasiado lejos. Y nos escondemos, nos escondemos detrás de esta falsa ilusión para aplazarlo todo, los peligros, los compromisos, la vida. Hacemos una prórroga, hasta llegar a “algún día”, pensando que quizá así uno pueda disfrutar más del amor, o sufrir menos por los miedos.

Nos equivocamos constantemente, dejamos todo para mañana, pensando que siempre van a permitirnos hacerlo. Pero no pensamos que el presente es ahora, que debemos aprovecharlo, porque el tiempo vuela, y lo hace demasiado rápido.

Haz lo que tengas que hacer hoy, vive el presente y no pienses en el mañana. El futuro aún está por escribir.

Recuerda que retrasar la vida es desaprovecharla, porque el tiempo no cede, y por más que uno juegue, jamás va a poder ganar unos…

Ver la entrada original 69 palabras más